Clama in fortitudine

Este motete, escrito para cuatro voces iguales y acompañamiento, está destinado al segundo domingo de adviento tal y como indica la portada de su partitura. El adviento, del latín adventus (Redemptoris), venida (del Redentor), es el tiempo litúrgico en el que se prepara el nacimiento de Cristo y precede, por tanto, a la Navidad. 

 

 Su texto reza:

Clama in fortitudine qui annuntias pacem in Ierusalem;

Dic civitatibus Iudae et habitatoribus Sion:

ecce Deus noster quem expectabamus adveniet.

Supra montem excelsum ascende tu

qui evangelizas Sion exalta in fortitudine vocem tuam.

                                                

Eleva la voz sin miedo, tú que anuncias la paz en Jerusalem;

Di a las ciudades de Judá y a los habitantes de Sión:

aquí está nuestro Dios cuya venida esperábamos.

Sube a un monte alto,

mensajero de albricias de Sión, haz resonar fuertemente tu voz.


Los dos últimos versos proceden del versículo 9 del capítulo 40 del Libro de Isaías. Existen numerosísimos ejemplos de obras que utilizan el mismo texto, ya en el siglo XI. 

Presentación de la fuente

Se conserva una copia íntegra en el Archivo catedralicio de Cuenca con la signatura XX-4. Consta de cinco particellas, una para cada voz (Tiple 1º, Tiple 2º, Alto y Tenor) más el continuo del acompañamiento que aparece sin cifrar. La obra E-CU XX-6, también de Xuárez, tiene el mismo título y un comienzo similar, está escrita a 8 voces.

En las particellas se aprecia nítidamente una marca de agua con el escudo de la ciudad y la palabra CUENCA.

 

Edición

Se han seguido los criterios generales de edición.

Puesto que está copiada en claves altas se ha transportado la habitual cuarta justa inferior para conseguir un registro más cantable.

El texto se ha normalizado según el Breviarium Romanum.